fbpx

Padres de bebé se negaron a que médicos realizarán transfusión de sangre por su religión.

Milán.- Una pareja de padres de un bebé de apenas 10 meses de nacido, rechazaron la solicitud de médicos del Hospital de Gallarate que realizaban una cirugía a la menor, debido a que son Testigos de Jehová y esta religión no permite dicho procedimiento médico por creencias.

La situación dio lugar, cuando la bebe sufrio una caida y se golpeó la cabeza, durante un momento todo quedó como una simple caída, pero más adelante la menor comenzó a presentar síntomas de molestias y posteriormente vómitos, por lo que se trasladaron al hospital donde la revisión médica arrojó que la infante había sufrido una conmoción cerebral durante la caída y se le había formado un pequeño coágulo, por lo que debían realizar una intervención quirúrgica para remover el coágulo y así evitar complicaciones considerables en el futuro.

Durante la cirugía los médico solicitaron autorización de los padres, debido a que había perdido mucha sangre y necesitan realizar una transfusión, por lo que se dirigieron hacia los padres, para su autorización y en secuencia, estos rechazaron la solicitud de los galenos, pese que se trataba de la vida de la bebe.

Debido a la negativa de los padres para salvar la vida de su propia hija, las autoridades médicas dieron informe a la policía de la situación y estos a su vez contactaron a la Fiscalía del Tribunal de Menores, de Milán. En pocos minutos el fiscal a cargo del caso suspendió de manera temporal la patria potestad de los padres, para poder realizar la transfusión.

En consecuencia, gracias a la intervención de los médicos en conjunto con las autoridades y el Juez, la operación de la infante fue todo un éxito y se recupera de manera satisfactoria.

Comenta y comparte esta noticia!

Te puede interesar también

Botón volver arriba